Timberland ES Inicio
Carrito

Cómo mantener tu calzado en perfecto estado en cualquier clima

2024-05-23

Cómo mantener tu calzado en perfecto estado en cualquier clima

Mantén tu calzado en perfecto estado en cualquier clima con una limpieza regular. El calzado está obligado a experimentar un desgaste. Con un cuidado adecuado, este puede enfrentarse a los elementos durante años. E incluso mejor, si inviertes en unas botas hechas con materias primas excelentes, estarán diseñadas para durar.

group-hiking-in-a-forest

Sea cual sea el clima, enfréntate a todo limpiando y puliendo tus botas regularmente.

A la hora de cuidar tus botas de piel, nunca metas en la lavadora ni las clásicas botas Chelsea ni las botas Original 6 Inch de Timberland. En cuanto a materiales como el ante, el nobuk y la lona, asegúrate de limpiarlos y acondicionarlos con productos especiales para estos. En un cuero más engrasado, ceroso y suave, una capa de betún puede ser muy útil para eliminar las rozaduras.



¿Cómo limpiar las botas de senderismo?

La mejor forma de limpiar las botas de senderismo es ponerlas bajo agua tibia y frotarlas cuidadosamente con un cepillo suave. Si tus botas nuevas están empapadas de manchas de agua, humedece la zona afectada para eliminar estas manchas molestas y propiciar así un secado uniforme.

Recuerda quitar cualquier resto de suciedad antes de poner en remojo tus botas. Para la suciedad acumulada, puedes utilizar un poco de jabón líquido o un producto de limpieza adecuado como una solución de lavado. Para las manchas de sal, utiliza una mezcla de vinagre y agua y después retira con un trapo cualquier residuo de la superficie. En cuanto a las desmoralizadoras manchas de grasa, un detergente absorbente puede hacer magia.

¿Cómo limpiar unas zapatillas blancas?

¿Te preguntas cómo conseguir que tus zapatillas resplandezcan de nuevo? Las zapatillas blancas pueden ser complicadas, pero puedes devolverles la vida con un poco de líquido limpiador. Muy pronto, tus zapatillas favoritas parecerán nuevas.

  • Paso 1: quita el exceso de barro. Sacude suela contra suela para quitar el exceso de suciedad. En trozos de barro más resistentes, utiliza un cuchillo o un cepillo de cerdas para quitar fácilmente la suciedad adherida.

  • Paso 2: limpia la superficie. Limpia cuidadosamente la superficie de tus zapatillas con un trapo húmedo y unas gotas de líquido de lavavajillas. En manchas más resistentes, utiliza una mezcla de bicarbonato y agua, y aplica la pasta sobre el área afectada.

  • Paso 3: frota las suelas de goma o piel. Limpia con un trapo las suelas y las puntas de tu calzado. En superficies suaves es suficiente con un simple trapo. En una goma más texturizada, utiliza un cepillo de dientes viejo para obtener una limpieza profunda.

  • Paso 4: pon en remojo los cordones. Embellecer los cordones es clave para un aspecto blanco impoluto. Simplemente, desátalos de tus zapatillas y ponlos en remojo por separado en una solución limpiadora fuerte durante al menos 15 minutos.

  • Paso 5: déjalas secar al aire. Una vez que hayas conseguido que tus zapatillas vuelvan a resplandecer, introduce un poco de papel de periódico o tela en su interior para que absorba el exceso de humedad.

  • Paso 6: rocíalas con spray y protégelas. Antes de salir por la puerta, rocíalas con spray protector para mantenerlas blancas en tu próxima aventura.

Cómo pulir tu calzado de piel

Para el calzado de piel, la protección y la prevención son clave para prolongar su vida. Además de una limpieza regular y de utilizar un repelente de agua y manchas, asegúrate de detener la acumulación de suciedad puliendo el calzado con regularidad.

Así es como se pule el calzado para que brille como nunca:

  • Cepilla el calzado: utiliza un trapo húmedo o un cepillo para zapatos para preparar la superficie.

  • Aplica el betún: suavemente, aplica el betún en crema (o cera) en los zapatos con un paño suave y limpio.

  • Cepilla el exceso de betún: recomendamos frotar con un cepillo de cerdas de forma rápida y continuada. Para garantizar un aspecto uniforme, cepilla únicamente en una dirección para que el betún se impregne completamente en la piel.

  • Abrillanta antes de salir: después, utiliza otro trapo suave para dar el toque final de brillo a la superficie. Asegúrate de introducir una horma para mantener la forma cuando no lo utilices.

  • Protégelo: utiliza un spray protector para prolongar el resultado de tu acabado.

Cómo limpiar los zapatos de piel

¿Te preguntas cómo limpiar los zapatos de piel? El primer paso para cuidar de tus Timberland es aprender a manejar la inesperada suciedad que arroja el clima. Con unos sencillos consejos, podrás hacer que las manchas difíciles desaparezcan.

Guía de cómo limpiar y proteger tus botas Timberland

Para quitar la suciedad en las botas de piel, cepíllalas ligeramente para retirar el exceso de sal y barro. Después, limpia la superficie uniformemente con una esponja suave impregnada en agua jabonosa. Utiliza jabón de aceite un par de veces al año para una limpieza más profunda. Sécalas poco a poco con una toalla antes de dejarlas que se sequen en una zona ventilada durante toda la noche.

Mantenlas limpias sea cual sea el clima

Sin importar el clima al que te enfrentes, ahora deberías estar bastante seguro de cómo mantener tus zapatos y botas en un estado excelente. Mientras estás en marcha, puede que valga la pena considerar un kit de viaje de cuidado del calzado para su mantenimiento.

Llueva o haga sol, mantén tus botas, zapatos y complementos Timberland en perfecto estado con el cuidado del producto adecuado. Después, ve a por el terreno más abrupto desde el primer día.

Ahora que tus botas están impecables y nuevas, descubre cómo combinarlas.