Timberland ES Inicio
Carrito

¿Cómo sé si necesito plantillas?

2024-05-23

¿Cómo sé si necesito plantillas?

¿CÓMO SÉ SI NECESITO PLANTILLAS?

Las plantillas (o plantillas ortopédicas, para utilizar el término técnico) son plantillas acolchadas o almohadilladas que se colocan en el interior del calzado (en uno o ambos pies) para ofrecer una mayor comodidad. Pero la comodidad no solo se aplica a los pies: si tienes un problema en los pies, a menudo, puede manifestarse en forma de dolor de talón o problemas con los tobillos, las pantorrillas, la pelvis e incluso la espalda; y las plantillas adecuadas pueden ayudarte más de lo que piensas.

Tenemos que señalar un punto muy importante antes de continuar. Los problemas en los pies, como el pie plano, la fascitis plantar o el dolor en la parte superior de las piernas o la espalda, no son algo que puedas diagnosticar tú mismo. Si sufres algún dolor de este tipo, es importante que acudas a tu médico o a un farmacéutico, que podría derivarte a un especialista en el cuidado de pies, conocido como podólogo, para que diagnostique el problema adecuadamente.

Si se lo deja sin atención, es posible que pruebes con plantillas que empeoren el problema, como por ejemplo, plantillas de apoyo para el arco del pie cuando el problema está en el talón. Incluso podría resultar que el problema no está en tus pies, sino en tu calzado. En España, las consultas de podología son fáciles de encontrar; no es una afección poco común.

Señales de que puedes necesitar plantillas

Tu podólogo podrá aconsejarte adecuadamente sobre plantillas de apoyo para el arco del pie, plantillas ortopédicas completas, etc.; en función de las características específicas de tu condición y eso podría curar tu dolor o tus problemas de postura de la noche a la mañana. También es posible que solo tengas que elevar los pies durante un tiempo o comprar plantillas autoadhesivas de confort. Algunos síntomas y condiciones a los que hay que prestar atención son:

  • Pie plano: cuando no hay un arco notable entre el talón y la bola del pie

  • Dolor repentino y agudo en el talón o en el arco del pie: a menudo, causado por estar de pie durante mucho tiempo

  • Problemas de equilibrio: merece la pena que te examinen, ya que podría deberse a los pies, pero también a problemas de oído interno o vértigo

  • El calzado izquierdo y derecho se desgasta de forma desigual: la mayoría de las personas los desgastan al mismo tiempo, pero si una de las suelas se va más rápido, podría ser señal de un problema en uno de tus pies

  • Diabetes: a menudo, puede causar problemas en los pies que pueden aliviarse con plantillas

  • Gota: un dolor articular agudo que suele producirse en el dedo grande del pie

Plantillas de uso general

Dejando a un lado las necesidades médicas, hay ocasiones en las que simplemente quieres un poco más de comodidad en tus botas y, en esos casos, eres libre de usar plantillas. Por ejemplo, si el acolchado que venía con la bota se ha desgastado, pero el calzado sigue estando en buen estado, ¿por qué no sustituir simplemente la plantilla con una de confort? Tal vez los zapatos sean un poco grandes: un buen par de plantillas pueden rellenar el espacio libre. Quizás vas a estar mucho tiempo de pie o vas a hacer senderismo: de nuevo, si colocas unas plantillas podrías evitar el dolor de pies después de muchas horas de actividad.

También puedes conseguir plantillas deportivas de espuma o gel que proporcionan una mayor amortiguación, absorción de los impactos y ofrecen un soporte adicional. Las plantillas Sorbothane double strike son especialmente útiles si corres o practicas deportes de alto impacto como el tenis.

Comienza por elegir un calzado de calidad

Si tus botas son incómodas, es casi seguro que acabarás con dolor de pies. Por eso, es una buena idea comprar solo calzado de calidad hecho con grandes materiales y un alto nivel de artesanía. Se lo debes a tus pies y a tu espalda, así que ¿por qué no dar un paso adelante en la calidad?