Timberland ES Inicio
Carrito

¿Los náuticos de Timberland son adecuados para navegar?

2024-05-23

¿Los náuticos de Timberland son adecuados para navegar?

¿LOS NÁUTICOS DE TIMBERLAND SON ADECUADOS PARA NAVEGAR?

Los zapatos náuticos suelen estar hechos de lona o cuero y tienen suelas de goma que no dejan huellas. Están específicamente hechos para proporcionar tracción sobre una superficie mojada con la ayuda de unas suelas talladas. El náutico moderno se inventó en 1935 para imitar las patas de los perros que no resbalan sobre el hielo. El inventor fundó la empresa de calzado Sperry Top-Sider, que hoy en día continúa siendo una marca popular de náuticos. Otras marcas líderes en este campo son Portside, Sebago y Timberland.

Aunque el origen de este calzado fue exclusivamente para la navegación, en la década de los 70 los zapatos náuticos se pusieron de moda para hombres y mujeres, incluso en tierra firme. Este zapato estilo mocasín, que se suele llevar sin calcetines, arrasó en las ciudades soleadas junto al mar. A menudo, también servía como símbolo de estatus económico, ya que sugería que quien los llevaba era lo bastante rico como para poseer un yate. Hoy en día, este zapato clásico se asocia con el estilo de moda preppy.

¿Qué zapatos llevar en un velero?

No todos los viajes en velero requieren que te compres unos náuticos específicos. Si te han invitado a una excursión para pasar el día, no tienes por qué ir directo a comprar unos mocasines nuevos: lo más probable es que puedas utilizar algo que ya tengas. Solo tienes deber tener en cuenta algunos aspectos para asegurarte de que llevas el calzado adecuado.

Suela que no deja huellas

Es de buena educación asegurarse de que la suela de los zapatos no deja huellas en las superficies lisas, por cortesía con el propietario del barco. Como la cubierta está casi siempre mojada, una suela normal dejaría unas rozaduras negras bastante molestas. No solo es una molestia limpiarlas, sino que sentarse en esa zona no es nada agradable.

Es posible que tus zapatos no dejen huellas si tienen suelas blancas o de color claro (no negras ni marrones) ni los zapatos de suela blanda suelen dejar marcas. Por el contrario, las suelas de cuero son las peores para llevar en un barco y causan estragos en el suelo de la cubierta.

Un buen agarre

Como ya hemos dicho, la cubierta de un yate puede ser bastante resbaladiza. Si estar en un barco ya es inestable de por sí, añadir un suelo resbaladizo puede suponer un verdadero peligro. Por eso, se aconseja llevar una buena suela antideslizante. Aunque todos los náuticos clásicos tienen ese tipo de suela, tus zapatillas Timberland de uso diario también te pueden bastar. Solo tienes que comprobar que la suela sea de goma y no resbale en diferentes superficies.

Impermeables

La resistencia al agua es el último elemento que te garantizará una travesía viento en popa a toda vela. No hay nada peor que llevar los pies fríos y mojados durante todo el viaje. Para evitarlo, puedes optar por unos zapatos de cuero (pero no suelas de cuero) o, como mínimo, zapatos de lona que se sequen rápido.

Cómo atarse unos náuticos

Para quienes tienen un barco o salen a navegar con regularidad, lo mejor es tener un par de náuticos especializados, como los náuticos clásicos de Timberland. Estos zapatos, fabricados especialmente para navegar, garantizarán tu seguridad a bordo a la vez que amortiguarán tus pies durante las travesías largas.

Si ya tienes un par de náuticos, es posible que también quieras aprender la mejor manera de atártelos para garantizar la máxima comodidad y seguridad. Un buen nudo garantiza que el zapato permanezca en su sitio, incluso en aguas rocosas, además de ser moderno y funcional. Algunos ejemplos son el nudo de cadena, el nudo de barril y el nudo de borla.

El nudo más común y sencillo para atarse los náuticos (así como las botas de trabajo y de montaña) es el nudo de cirujano. Empieza atando los cordones como lo harías normalmente, haciendo con uno un bucle sobre el otro. Luego, continúa creando dos «orejas de conejo», pero antes de apretar ambos lados, vuelve a pasar una de las orejas por el nudo y, a continuación, aprieta ambos lados. Este método garantiza que los cordones no se vayan aflojando.

Náuticos clásicos, una apuesta segura

Como ya te habrás dado cuenta, no tienes por qué tener zapatos náuticos si no navegas con regularidad. Mientras tus zapatos cuenten con la suela y el material adecuados, te servirán para un salida en yate esporádica.

Sin embargo, si planeas hacer de la navegación tu hobby, unos buenos náuticos de cuero de Timberland será algo imprescindible. Tanto si son las zapatillas náuticas de Timberland para hombre como los clásicos náuticos rosas para mujer, existe una amplia variedad de zapatos náuticos que te ayudarán a tener un viaje seguro a la vez que demuestras tener un implacable sentido del estilo.