Timberland ES Inicio
Carrito

La arqueología de Christopher Ræburn

2024-05-22

La arqueología de Christopher Ræburn

Backpacks

¿Qué huellas quedarán de nosotros dentro de 200 años? Los centros de poder, probablemente, y las grandes carreteras de las ciudades, los museos y las ruinas antiguas. Muchos defienden que la arqueología del futuro estudiará nuestro estilo de vida consumista a través de lo que quede de los centros comerciales, los enormes "no lugares" de Marc Augé, al igual que hoy en día observamos las catedrales como símbolo del poder eclesiástico o los grandes bulevares del barón Haussmann como representación de la grandeur napoleónica. Sin embargo, además de la arquitectura, nuestra época también dejará otro tipo de arqueología para el estudio: los residuos. Estamos inmersos en desperdicios, muchos de los cuales seguirán aquí durante los próximos mil años.

La idea de que los residuos constituyen un material con interés arqueológico procede de un grupo de antropólogos de la Universidad de Arizona, dirigido por William Rathje que comenzó a escavar los vertederos y los contenedores en los años 70 en busca de los documentos más auténticos sobre la vida en este planeta. El proyecto se basa en la idea de que los objetos que las personas utilizaron y desecharon nos pueden contar sus vidas de forma mucho más completa, elocuente y sincera que si nos las contasen ellas mismas. En la actualidad, los museos de todo el mundo exhiben objetos cotidianos de civilizaciones antiguas. De hecho, son objetos de la basura que han recuperado los arqueólogos y los han convertido en piezas con valor artístico que se exhiben en vitrinas.

Christopher Ræburn es, a su manera, un arqueólogo postmoderno, capaz de transformar la basura en arte. Comenzó sus «excavaciones» aprovechando algunos de los residuos más difíciles de eliminar: los de la industria textil. Fascinado por los uniformes militares y el estilo utilitarista, en 2010 Ræburn creó la línea REMADE y su primera aparición fue en Londres con la colección PREPARE para la temporada otoño-invierno 2010 creada con material del ejército, deconstruido y confeccionado de nuevo. Todas las prendas de REMADE son piezas de edición limitada, cortadas y cosidas en Inglaterra de conformidad con unas estrictas normas de sostenibilidad. Junto con REMADE, Ræburn produce otras dos líneas con reducida huella de carbono: REDUCED, que utiliza el material excedente procesado por los fabricantes locales en pequeñas cantidades, y RECYCLED, que utiliza recursos externos que cumplen las mismas normas de sostenibilidad que Ræburn.

En 1952 Nathan Swartz constituyó una pequeña empresa de calzado para actividades al aire libre que dirige en la actualidad su hijo Sidney. En 1973, cuando Ræburn ni siquiera había nacido, dicha empresa creó un botín de piel impermeable con un característico color amarillo. Fue el nacimiento oficial de la bota de trabajo de Timberland que sigue siendo una de las marcas de ropa urbana para actividades al aire libre más queridas y conocidas del mundo. Las botas de Timberland se fabrican para que duren toda una vida y para que se utilicen en el exterior como parte integral de la naturaleza, tal como representa el logotipo con forma de árbol de Timberland. Más de 270 millones de botellas de plástico reciclado se utilizan en la actualidad para producir las botas de trabajo. En 2016 Timberland logró una tasa de desvío de los residuos del 75 % y el objetivo es alcanzar el 95 % en 2020, con el fin de dejar de producir cualquier tipo de desecho. Era inevitable que antes o después se cruzasen sus caminos.

Christopher Raeburn

Christopher Raeburn

Los dos mundos se fusionaron para crear la colección Timberland x Christopher RÆBURN. El diseñador ha conservado sus pilares —REMADE, REDUCED, RECYCLED— creando con Timberland tres líneas distintas que comparten la misma filosofía medioambiental. REMADE se presentó en junio en Londres durante la Semana de la moda. Ræburn puso en práctica su método arqueológico para desenterrar prendas vintage de Timberland en los mercados y en las tiendas de segunda mano de la ciudad. Después, deconstruyó y reconstruyó todas las piezas siguiendo las tendencias estéticas actuales que acogen con agrado el estilo funcional con bolsillos y el look cómodo y ultratecnológico. La colección incluye los iconos arquetípicos del estilo de vida urbano y contemporáneo, como las parkas, los anoraks, los pantalones estilo cargo y los joggers, así como camisetas de manga corta y larga y jerséis de cuello redondo.

Más tarde, las prendas originales de la colección se reprodujeron en la línea REDUCED y se presentaron en Berlín en el Bread & Butter by Zalando. En el caso de REDUCED, que se pueden adquirir en una edición limitada, la atención se vuelve a centrar en la sostenibilidad y el objetivo sigue siendo reducir al máximo la cantidad de residuos que se producen. La gama completa de RECYCLED se lanzará el próximo otoño en tiendas de todo el mundo. Timberland x Christopher RÆBURN es una colección encapsulada con un impacto medioambiental muy bajo, creada con materiales reciclados y reciclables y con un diseño atemporal concebido para durar mucho más que una temporada.

Cada año, solo en Inglaterra, se adquieren 1,13 millones de toneladas de ropa. Al principio de la temporada, se tiran más de 200 millones de prendas. Estos datos no tienen en cuenta la amplitud ni la complejidad del sistema textil mundial, que no incluye solo la ropa sino también el mobiliario, los vehículos y la industria. El volumen de residuos que se produce anualmente en este sector no está sujeto a ningún control y la industria de la moda, su principal fuerza motriz, no parece haber dado ningún paso decisivo para invertir esta tendencia. No basta con firmar declaraciones medioambientales ni utilizar algodón reciclado aquí y allá para remendar el daño que causa al medio ambiente la industria de la moda. Necesitamos adoptar una visión global que abarque desde un diseño responsable de los productos hasta su tratamiento tras el uso. Como Timberland x Christopher RÆBURN siempre han hecho y siempre harán.