Timberland capacita a sus empleados mediante formación financiera



La seguridad financiera es una parte esencial de la vida de cualquiera, y aun así 2500 millones de adultos de todo el mundo no utilizan los servicios financieros formales para ahorrar o pedir prestado dinero. La capacitación de los trabajadores pobres con el conocimiento y las habilidades apropiadas y la presentación de productos y servicios financieros pueden ayudarles a gestionar el dinero con más eficacia, a invertir en oportunidades económicas y a reducir los riesgos relacionados con enfermedades o pérdidas de empleo.

En 2003 nos asociamos con CARE International para lanzar un programa de microfinanzas con uno de nuestros mayores proveedores de ropa, The YoungOne Corporation, un fabricante de textiles que gestiona 14 fábricas en Bangladesh. A partir de la financiación inicial de Timberland, CARE y una organización local denominada MAMATA se embarcaron en un proyecto de mejora de la vida de 24.000 trabajadores textiles de YoungOne en el polígono industrial Chittagong Export Processing Zone (CEPZ).

Como respuesta a las denuncias de robos en los días de paga, el programa instaló cabinas de ahorro dentro de la fábrica, en las que los empleados pueden realizar depósitos y sacar dinero en el entorno seguro de su lugar de trabajo. Además, el programa permitió que los trabajadores accedieran a pequeños préstamos para servicios sanitarios, educativos o para proyectos económicos personales, con lo que se genera una actividad que mejora las condiciones de vida de ellos mismos y sus familias.

En base al programa del CEPZ, Businesses for Social Responsibility (BSR) creó la iniciativa HERfinance, con la que ayuda a facilitar el desarrollo económico de las mujeres de todo el mundo. La iniciativa ofrece formación esencial sobre realización de presupuestos, ahorro y el uso de los servicios financieros formales, y funciona con un modelo de educación por pares en el que participan trabajadores, principalmente mujeres, que fomentan esta formación.  El modelo de educación por pares ya ha dado resultados en el proyecto HERproject de BSR enfocado a la salud femenina.

«He visto el potencial de la orientación por pares» afirma Colleen Vien, directora de sostenibilidad de Timberland. «Haber conocido a estas mujeres tan valientes, comprometidas y vanguardistas ha sido uno de los puntos álgidos de mi carrera y me ha inspirado a buscar oportunidades para dar más opciones a las trabajadoras de nuestra cadena de suministro».

A lo largo de los años hemos visto que la retención de los trabajadores y la moral han aumentado en YoungOne fruto de nuestro programa de microfinanzas anterior. A pesar de la preocupación inicial por parte de la dirección de que pudiera producirse lo contrario, hemos descubierto que la inversión en las fábricas destinada al bienestar de los trabajadores puede tener como resultado una mejora de la productividad, una mayor calidad de los productos y más flexibilidad y fiabilidad por parte de los proveedores.

Por ejemplo, Sultanan yasmin Kohinoor, una empleada de YoungOne procedente de una familia pobre, perdió a sus padres cuando era muy joven, pero aun así estudió sin descanso y trabajó hasta llegar al comité de representación y bienestar de los trabajadores de YoungOne. Según afirma, el proyecto del CEPZ y las personas que trabajaron en él la ayudaron a desarrollar sus habilidades de asesoramiento y negociación, con lo que la han convertido en una mejor líder.

Del mismo modo, Arifa, una organizadora procedente de la comunidad de trabajadores textiles, afirma lo siguiente: «sentimos mucha más confianza y creemos que somos más capaces de planificar mejor nuestro futuro. Nuestras capacidades para tomar decisiones han mejorado, porque ahora tenemos una mayor comprensión de cómo funcionan los ahorros, el crédito, los beneficios o los riesgos».